¿Cómo empezar?

Alejandra Parra C.

Alejandra Parra C.

Médica Cirujana
Especialista en Medicina de Estilo de Vida y Alimentación Basada en Plantas Enteras
@_aleparra_

Ahora que estás en conocimiento de qué es y los beneficios que tiene llevar una alimentación basada en plantas enteras, te preguntarás, por dónde parto? Y no hay una respuesta única, ya que todos estamos en un punto diferente de partida, por lo que debes enfocarte en cambios positivos a tu actual estilo de vida. 

No pienses en qué alimentos vas a dejar, si no en cuáles debes incorporar, por ejemplo, colócate como meta aumentar 1 fruta diaria o más hojas verdes oscuras en tu día a día; o aumentar tu consumo de legumbres a diario en el almuerzo y así progresivamente vas a ir eliminando carnes o huevos de esta comida, hasta que veas que tienes muchas otras opciones de preparaciones.

Puedes establecerte metas personales que sean realistas y así enfocarte en los progresos.

Cuando compres comida, prioriza siempre las ferias libres o agricultores locales para tus frutas y verduras, te será más económico y además sabroso y nutritivo. Siempre compra alimentos enteros, que su único ingrediente sea el que ves! Si compras comidas empaquetadas ten ojo con la cantidad y calidad de los ingredientes que estas poseen, si hay ingredientes que no conoces o que no logras pronunciar es una alerta a un alimento procesado!

Considera comprar variedad de frutas y verduras frescas, sobre todo frutos rojos y hojas verdes oscuras como las espinacas, kale, acelga y rúcula; diversas legumbres y granos integrales como quinoa, arroz integral, mote, avena integral o tubérculos como papas, camotes, yuca o topinambur. Además de semillas y frutos secos.

Intenta preparar tus comidas en casa, así sabrás los ingredientes que estás ocupando y puedes elegir que haya siempre presentes abundantes verduras y frutas. Cocinar en familia puede ser una buena estrategia para que todos se motiven a cocinar y comer mejor, aprenda a usar buenos ingredientes y disfruten sus comidas llenas de colores y nutrientes!

Si no tienes el tiempo suficiente para preparar tus comidas día a día una buena estrategia es cocinar grandes cantidades, porcionar e incluso congelar, así evitas comprar comidas procesadas y poco nutritivas, simplemente sacas tu comida del refrigerador y ya está!

Muchas personas nunca se han dado el tiempo en la cocina y no saben o no se les ocurre qué preparar; hoy en día hay muchos recursos de páginas e incluso cursos de cocina a los que puedes acceder para aprender distintos platos y preparar deliciosas y nutritivas comidas.