Introducción

Alejandra Parra C.

Médica Cirujana
Especialista en Medicina de Estilo de Vida y Alimentación Basada en Plantas

El último reporte de mortalidad mundial de la OMS, en el 2018, cuenta que de 56,4 millones de defunciones el 2016, el 54% fueron consecuencia de las 10 principales causas de mortalidad: cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular;  enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedades infecciosas del tracto respiratorio bajo, enfermedad de Alzheimer, cáncer de vías respiratorias, diabetes mellitus, accidentes de tráfico, enfermedades diarreicas y tuberculosis. Siendo las primeras dos responsables de 15,2 millones de defunciones dicho año.

  • Las enfermedades no transmisibles (ENT) matan a 41 millones de personas cada año, lo que equivale al 71% de las muertes que se producen en el mundo.
  • Cada año mueren por ENT 15 millones de personas de entre 30 y 69 años de edad; más del 85% de estas muertes «prematuras» ocurren en países de ingresos bajos y medianos.
  • Las enfermedades cardiovasculares constituyen la mayoría de las muertes por ENT (17,9 millones cada año), seguidas del cáncer (9,0 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones).
  • Estos cuatro grupos de enfermedades son responsables de más del 80% de todas las muertes prematuras por ENT.   

El año 2019, fue publicado en The Lancet un estudio en 195 países, en que se analizaron las principales causas alimenticias de mortalidad, entre el año 1990 y 2017.

Se estimaron 11 millones de muertes atribuibles a factores de riesgo dietario, siendo la principal causa el alto consumo de sodio (3 millones de muertes), seguida por el bajo consumo de granos enteros (3 millones de muertes) y bajo consumo de frutas (2 millones de muertes).

Las causas siguientes fueron el bajo consumo de semillas y frutos secos; dieta baja en verduras, dieta baja en omega 3, dieta baja en fibra, dieta baja en ácidos grasos poliinsaturados y dieta baja en legumbres. 

Mortalidad asociadas a causas alimentarias
#Millones de personas

El año 2017 se publicó en The International Journal of Epidemiology un estudio que mostró que a mayor consumo de frutas y verduras, el riesgo de enfermedades como la coronaria, cardiovascular y cáncer, disminuyen exponencialmente.

Según datos de la FAO, al 2019, el 28,8% de la población mayor de 18 años es obesa y un 9.3% en población menor de 5 años.

En Chile al año 2017, la enfermedad isquémica del corazón fue la 1ra causa de mortalidad con 8303 muertes/año, seguida por la enfermedad cerebrovascular responsable de 8292 muertes/año; como 3ra causa las enfermedades hipertensivas con 6278 muertes/año, seguida por la diabetes mellitus con 4794 muertes/año.

  • Al 2007, se estimaba que 1 de cada 11 muertes en Chile se debe a la obesidad.
  • Al 2016, la OCDE reporta a Chile con 74.2% de la población mayor a 15 años con sobrepeso u obesidad.

Al 2019, 28,8% de la población mayor de 18 años es obesa y un 9.3% en población menor de 5 años, según datos de la FAO.

En la actualidad más y más personas se están dando cuenta de que sus elecciones a la hora de comer, tienen un impacto en su salud mayor que cualquier otro factor; cada una de tus comidas puede ser un paso hacia la salud o hacia la enfermedad.

Podemos cambiar las costumbres que se nos han inculcado y lograr un mejor estado de salud para nosotros y nuestra familia, logrando cambios que impactarán positivamente a cada uno de sus miembros y puedan perpetuar generaciones.

Hoy en día estamos bombardeados por publicidad que incentiva con precios baratos y constantes promociones a alimentarnos con comidas altamente procesadas que son altas tanto en aceites, azúcares y sal, que no sólo aumentan el gasto energético total de cada persona, si no que son responsables de inflamar nuestro cuerpo y están asociados directamente a la obesidad, enfermedad y mortalidad de la población. Y aún peor es que estas campañas publicitarias muchas veces están no sólo dirigidas a poblaciones adultas, si no también a niños, quienes a temprana edad se están viendo expuestos a estos alimentos, generando adicción, obesidad temprana y las consecuencias de esta.

La finalidad de esta guía es educar y guiarte con conocimientos basados en evidencia científica para que puedas mejorar tu salud acercándote a una alimentación basada en plantas. 

Te invitamos a tomar TU salud en tus propias manos.