¿Qué es medicina de estilo de vida?


Es un enfoque basado en evidencia que busca prevenir, tratar e incluso revertir enfermedades reemplazando conductas no saludables por saludables; tales como comer de forma saludable, llevando una alimentación basada en plantas; estar físicamente activo, aliviar el estrés, evitar el abuso de sustancias peligrosas, dormir adecuadamente y tener un sólido sistema de apoyo emocional.

La propuesta?
* Permite al cuerpo protegerse y sanarse a sí mismo a través de elecciones de estilo de vida saludables.
* Educa, guía y apoya los cambios de comportamiento positivos.
* Centra su atención en la nutrición óptima basada en la evidencia, manejo del estrés, sueño y actividad física.
Alienta la participación activa del paciente.
• Trata las causas subyacentes de las enfermedades relacionadas al estilo de vida.
• Utiliza medicamentos como complemento para los cambios de estilo de vida terapéuticos.
• Considera el entorno del hogar y la comunidad del paciente.


* Es salud, esperanza y sanación. Mejora resultados clínicos y bienestar personal, mejora la productividad y disminuye considerablemente los gastos en salud.
* El 80% de los accidentes vasculares, enfermedad cardíaca y diabetes mellitus 2; y el 40% de cancer, pueden ser prevenidos primariamente con alimentación y buenos hábitos.
* Nutrición: la comida es salud. Elige una alimentación primordialmente una alimentación basada en plantas, rica en fibra y densa de nutrientes. Vegetales, frutas, legumbres, granos enteros, frutos secos y semillas.
* Ejercicio: actividad física regular y constante que puede ser mantenida a diario durante la vida, es esencial para la salud.
* La conectividad social es esencial para la resiliencia emocional. Estudios muestran que el aislamiento se asocia a mayor mortalidad.Considerar el hogar y ambiente, mejora la salud.
* Abuso de sustancias: el uso de sustancias adictivas, se ha documentado bien, en su aumento de riesgo de distintos cancer y enfermedad cardíaca. Comportamientos positivos que mejoran la salud incluyen cese del tabaco y limitar el consumo de alcohol.
* Stress: puede llevar a mayor salud y productividad o puede llevar a ansiedad, depresión, obesidad, disfunción de inmunidad. Reconocer respuestas negativas al stress, identificar los mecanismos para reducirlo y practicar técnicas para mejorar el bienestar.
* Sueño: falta de este, o sueño de mala calidad, pueden llevar a deterioro de la inmunidad. Se deben identificar comportamientos alimentarios y ambientales que puedan mejorar el sueño.

Nunca es tarde para iniciar cambios en tus hábitos!

Elige vivir mejor!



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *