Alimentación basada en plantas y sus beneficios.

Hoy quiero contarles que en la edición de marzo del 2017 en el American Journal of Nursing se publicó una intervención realizada a un grupo de enfermeras de distintas áreas que decidieron que querían aprender más acerca de alimentación basada en plantas.

Se les realizó una charla educacional basada en evidencia, además vieron el documental Forks over knives y se les indicó seguir el programa Vegetariano en 21 días del PCRM. Antes de comenzar se les pesó y midió colesterol sanguíneo.

Al terminar la intervención se vio que el 53% de las participantes bajó de peso, sin la necesidad de contar calorías, medir porciones de comida o seguir una pauta determinada. La pérdida de peso fue entre 800 gramos a 4 kilos, con un promedio de 2 kilos.

Las participantes reportaron un aumento en el consumo de frutas y verduras, disminuyendo el de carne, productos marinos y lácteos. Además reportaron un gran aumento en sus niveles de energía, un 11% refería sentirse con buena energía previa intervención lo cual aumento a 41% al terminarla. En cuanto a sentir que llevaban una alimentación saludable sólo el 6% lo pensaba antes de la intervención, aumentando a 44% al terminarla.

En resumen, cuáles son los beneficios de llevar una alimentación basada en plantas?

-En relación a sobrepeso y obesidad:

* Promueve la baja de peso. Quienes siguen una alimentación basada en plantas pierden más peso comparado a quienes llevan una dieta vegetariana o no vegetariana a los 2 y 6 meses.

* Seguir una alimentación basada en plantas por 7 días lleva a una media de baja de peso de 1,4 kgs.

– En relación a enfermedad cardíaca:

* 82% de regresión tras un año de cambios de estilos de vida incluyendo una alimentación basada en plantas baja en grasa.

* 93% disminución de síntomas de angina de pecho.

* Menor mortalidad por enfermedad cardíaca con mayor consumo de frutas y verduras.

*Seguir una alimentación basada en plantas mejora el perfil lipídico, con disminución significativa del LDL (colesterol malo)

* Reducción de la hipertensión arterial al compararla con dietas omnívoras.

– En relación a diabetes:

* Una alimentación basada en plantas se asocia a una reducción en los niveles de hemoglobina glicosilada.

* Menor riesgo de desarrollar diabetes a menor consumo de carne.

– En relación a cancer:

* Menor riesgo en todo tipo de cancer y cancer específicos femeninos (mama, ovario)

* Menor riesgo de cancer de pulmón, mama y ovario los cuales están asociados al consumo de lácteos.

* Menor riesgo de cancer de próstata, páncreas, colorectal.

– En relación a bienestar:

* Tras intervención de 18 semanas con alimentación basada en plantas se encontró grandes mejoras en ansiedad, depresión, fatiga, bienestar emocional y productividad en el trabajo.

* menores niveles de ansiedad y estrés comparado con quienes llevan una dieta omnívora.

Esto nos sigue demostrando que luna buena nutrición es sumamente importante a la hora de buscar una salud óptima, prevenir y revertir enfermedades. Es necesario que los profesionales de la salud, sobre todo en atención primaria comiencen a prescribirla a sus pacientes en vez de medicar por cualquier alteración en exámenes sin antes educarlos en cambios de hábitos.

Para quienes quieran iniciarse en una alimentación basada en plantas y no tienen algún profesional de salud calificado en su localidad, pueden ingresar al programa de Vegetariano en 21 días, parte todos los 1ro de cada mes, este es el link:

http://support.pcrm.org/site/PageNavigator/Kickstart/Kickstart%20Forms/21day_vegan_kickstart_spanish.html/

 Si quieren ver documentales respecto a este tema yo siempre recomiendo: Forks over knives y Food Choices, ambos los pueden encontrar en Netflix. También pueden buscar Vegan 2016, Vegucated, Food Inc, Food matters, Eating you alive  y recién salió What the health que aún no está disponible 🙁

 La verdad es que me da lástima leer y escuchar de ciertas personas  decir en tono de queja o ridiculización que «está de moda querer comer sano». La verdad no me parece que se le pueda considerar moda, si no mas bien una maravillosa tendencia que debería seguir y seguir reproduciéndose, que ojalá llegue a las políticas públicas y pueda tomarse las escuelas, los consultorios, hospitales, las universidades; que se enseñe en todas las carreras de salud! Que a toda persona que se le diagnostica una enfermedad crónica se le enseñen hábitos de vida que puedan revertir su enfermedad o enlentecer su progresión.

¿Acaso puede eso parecer malo?

A reflexionar y ser más consecuentes con las palabras!

Buenas noches!

Fuentes:

  • Evans J, Magee A, Dickman K, Sutter R, Sutter C. A plant-based nutrition program. Am J Nurs. 2017;117:56-61.
  • Mishra S, et al. A multicenter randomized controlled trial of a plant-based nutrition program to reduce body weight and cardiovascular risk in the corporate setting: the GEICO study. Eur J Clin Nutr 2013;67(7):718-24.
  •  Sabaté J, Wien M. Vegetarian diets and childhood obesity prevention. Am J Clin Nutr 2010;91(5):1525S-1529S.
  • McDougall J, et al. Effects of 7 days on an ad libitum low-fat vegan diet: the McDougall Program cohort. Nutr J 2014;13:99.
  • Ornish D, et al. Can lifestyle changes reverse coronary heart disease? The Lifestyle Heart Trial. Lancet 1990;336(8708): 129-33.
  •  Esselstyn CB, Jr., et al. A way to reverse CAD? J Fam Pract 2014;63(7):356-64.
  • Wang X, et al. Fruit and vegetable consumption and mortality from all causes, cardiovascular disease, and cancer: systematic review and dose-response meta-analysis of prospective cohort studies. BMJ 2014;349:g4490.
  • Kent L, et al. The effect of a low-fat, plant-based lifestyle intervention (CHIP) on serum HDL levels and the implications for metabolic syndrome status—a cohort study. Nutr Metab (Lond) 2013;10(1):58.  Yokoyama Y, et al. Vegetarian diets and blood pressure: a meta-analysis. JAMA Intern Med 2014;174(4):577-87.
  • Barnard ND, et al. A low-fat vegan diet improves glycemic control and cardiovascular risk factors in a randomized clinical trial in individuals with type 2 diabetes. Diabetes Care 2006;29(8):1777-83.
  •  Yokoyama Y, et al. Vegetarian diets and glycemic control in diabetes: a systematic review and meta-analysis. Cardiovasc Diagn Ther 2014;4(5):373-82.
  •  Vang A, et al. Meats, processed meats, obesity, weight gain and occurrence of diabetes among adults: findings from Adventist Health Studies. Ann Nutr Metab 2008;52(2):96-104.
  •  Tantamango-Bartley Y, et al. Vegetarian diets and the incidence of cancer in a low-risk population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2013;22(2):286-94.
  •  Bouvard V, et al. Carcinogenicity of consumption of red and processed meat. Lancet Oncol 2015;16(16):1599-600.

Si te gustó, compártelo!

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on email
Envíalo por mail
Share on whatsapp
Envíalo por Whatsapp